Comunicado UEECA sobre declaraciones Ministro Garzón (pinchar para ver documento en formato *.pdf)

Resumen del comunicado

Ante las desafortunadas declaraciones efectuadas por el ministro de Consumo sobre la ganadería en España a un medio de comunicación británico, la Unión de Entidades Españolas de Ciencia Animal (UEECA) quiere realizar unas manifestaciones desde una posición estrictamente científica, no política, ni partidista. Se ha considerado oportuno dejar que pasaran las primeras oleadas de opiniones interesadas para no contribuir al ruido generado.
Las declaraciones efectuadas constituyen un ataque a la actividad ganadera desarrollada en España realizadas sin base científica y sustentada en criterios ideológicos.

La ganadería, acorde con los estudios del IPCC, contribuye a la generación de GEI solo con un porcentaje entre el 4,5 y el 7%. Existen numerosos estudios a nivel mundial liderados por la FAO sobre la metodología de cálculo de las distintas actividades agrarias. En España el MAPA a un publicado una serie de estudios sobre la metodología el cálculo del impacto de la ganadería. Además, según los estudios del Ministerio de Transición Ecológica y RD, en 2020 las emisiones de CO2 se redujeron por un menor uso de vehículos por la pandemia, sin embargo, la cabaña ganadera no disminuyó, de donde se deduce que los vehículos contaminan mucho más que la ganadería.

El consumo de carne en España ha disminuido en los últimos 20 años, con cifras 3 o 4 veces más bajas que en otros países como Estados Unidos o Australia. En España el consumo de carne de vacuno no alcanza 100 gramos por persona y semana. Gracias al pollo y al cerdo la población, especialmente los más desfavorecidos, puede comer carne.

La calidad de la carne producida en España es de buena calidad gracias a los controles veterinarios existentes en toda la cadena, especialmente en los mataderos, donde se cumplen las normas europeas y españolas, desde el punto de vista técnico-sanitario y de protección en el momento del sacrificio. Asimismo, la exportación de carne a más de 150 países, algunos con normas muy estrictas, lo acredita.
Los animales criados en España gozan de unas condiciones de bienestar equiparables a los de cualquier país europeo, ya que son de aplicación las disposiciones comunitarias en esta materia. En España existe además un COMPROMISO BIENESTAR ANIMAL entre las interprofesionales ganaderas que tiene como objetivo mejorar el bienestar animal más allá de lo establecido en las normas. La criminalización de la ganadería responde a ideas falaces que nada tienen que ver con la realidad.

Las declaraciones aludidas han sido realizadas desde la opinión, no del conocimiento. Han generado un debate visceral no racional, sin base científica y desde posiciones ideologizadas. Han sido utilizadas en la pugna política degradando el fondo. Manifiestan favoritismo hacia consorcios contrarios a la ganadería y favorecedores de la carne artificial. Nuevo elemento del que no hay conocimientos acerca de la repercusión ecológica de su síntesis, ni de los problemas a largo plazo de su consumo. La UEECA, como entidad que agrupa a todas las asociaciones científicas españolas relacionadas con la ciencia animal, muestra su total rechazo a estas declaraciones y se ofrece a asesorar al ministro, en futuras intervenciones, mediante la elaboración de informes basados en datos contrastados científicamente.