El grupo de investigación POLICARNE (ICTAN-CSIC) que dirige la Dra. Claudia Ruiz-Capillas ha señalado que la adición de subproductos de uva, principalmente la piel y el orujo, en dietas de pollo mejora la estabilidad oxidativa de las hamburguesas sin afectar sus propiedades tecnológicas, carga microbiana y calidad sensorial. En base a estos resultados han podido concluir que la alimentación con subproductos de uva podría ser tan eficaz frente a la oxidación lipídica como la suplementación con vitamina E. Esto supone un avance hacia la reutilización de subproductos agroindustriales que conlleva beneficios económicos y reducción de su impacto medioambiental. El estudio se ha realizado en el marco del programa MEDGAN de Actividades I+D+i en la Comunidad de Madrid que se coordina desde la Universidad Politécnica de Madrid. FUENTE: Nuevos avances en la optimización de la producción de alimentos de origen animal – II Jornada del Programa MEDGAN (S2013/ABI-2913 MEDGAN-CM) de Actividades I+D+i